Actualización GRI G4 – Qué cambió?

g4-griGlobal Reporting Initiative (GRI) es la organización internacional con mayor reconocimiento en lineamientos para la elaboración de Reportes de Sustentabilidad en todo tipo de organizaciones. La utilización de la metodología GRI, muy extendida alrededor del mundo, establece los principios e indicadores que las organizaciones pueden utilizar para medir y dar a conocer su desempeño económico, ambiental y social. Este proceso es acompañando con una mejora continua de dicha metodología y el incremento del uso de sus guías.

En mayo del 2013, en la Conferencia Global de Sustentabilidad y Reporte que tuvo lugar en Ámsterdam, las guías fueron actualizadas en su versión G4. En este contexto, en el que la elaboración de reportes se está implementando de manera fuerte, GRI se consolida como referente en la comunicación del desempeño de las organizaciones en lo económico, ambiental y social, los tres pilares de la sustentabilidad.

En la nueva versión, se produjeron cambios sustanciales de la guía anterior, GRI 3.1, que se deben comenzar a tomar en cuenta. Entre ellos, el concepto de materialidad y los niveles de aplicación, y se formalizan cambios en el enfoque de gestión, cadena de suministro, gobernanza, ética e integridad, emisiones de gases y en lo referente a la anti-corrupción.

El mayor cambio radica en centrar el análisis en la materialidad de la sustentabilidad. Este análisis se refiere a los impactos sociales, ambientales y económicos específicos que produce una organización. Esto se evalúa, teniendo en cuenta lo que es “significativo” en relación con la perspectiva de una organización y a su contexto sectorial. El objetivo de esta modificación, es que las organizaciones informantes se concentren en el análisis de sus impactos, especialmente en los negativos; incluyendo la descripción del diálogo con  sus partes interesadas; el involucramiento de la alta dirección; los compromisos adquiridos; y los mecanismos de seguimiento de las acciones de mejora.

El alcance de los reportes, a su vez, se extiende ahora más allá de los límites de la organización, involucrando el desempeño de la cadena de valor y su impacto. Deberán describir este análisis, la identificación de impactos indirectos, con foco en la cadena de suministro y en las empresas proveedoras y contratistas, y cómo se ayuda a gestionar los impactos de esas empresas sobre la sociedad, el medio ambiente, los derechos humanos y en términos laborales.

Asimismo, se incorpora un sistema de certeza, en el cual analistas independientes deben asegurar la veracidad del reporte. No obstante, para evitar conflicto de intereses, las organizaciones que reportan deben hacer pública cualquier relación con los aseguradores independientes.

Este nuevo sistema, requiere que se identifique, punto por punto, aquellos contenidos e indicadores que han sido asegurados, y de esta forma permitir al lector formar su propia opinión sobre la credibilidad de la información presentada.

También se comienza a visibilizarse la necesidad de demostrar cuáles son las políticas y prácticas que se tienen para hacerse cargo o responsable de impactos negativos y cómo se mitiga, compensa o remedia el daño causado.

El G4 ofrece dos opciones para comunicar los informes: Core y Comprehensive, que se pueden traducir como Principal/básico y Completo respectivamente, el primero implica la información básica para lograr estar en concordancia con GRI y el segundo representa una mayor profundidad y alcance. La intención de esta reforma es poder enfocar los reportes de manera más clara en la rendición de cuentas.

Al no tener que reportar en aspectos no-materiales, se espera agilizar el proceso y el tamaño del reporte final. La esperanza es que, al centrarse sólo en los indicadores que importan, permitirá una gestión de la sustentabilidad más eficiente y efectiva. De esta manera, podrán obtenerse informes más estratégicos, más focalizados y creíbles.

En este nuevo contexto, se otorga mayor flexibilidad para referenciar e incluir otras normas, así como la armonización con otros marcos globales importantes, como las Directrices de la OCDE para empresas multinacionales, los Principios del Pacto Mundial de las Naciones Unidas y los Principios Rectores de la ONU sobre Empresas y Derechos Humanos.

El G4 se presenta en un nuevo formato, que consta de dos partes –Principios y contenidos estándares y Manual de implementación-, facilitando la elaboración de informes de sostenibilidad, haciéndolos más concisos ya que se centra en los asuntos realmente relevantes, y de este modo también contribuye a una mayor transparencia, compromiso y confianza con los grupos de interés.  Otorgando, para cada asunto relevante una explicación del enfoque de gestión, y así dar a conocer la importancia del asunto, qué impactos hacen que sea relevante y cómo la organización gestiona el asunto y sus impactos.

El lanzamiento de G4 marca la culminación de un trabajo de dos años, caracterizado por un estricto y transparente proceso. Esta nueva guía, es un paso más hacia la mejora de la gestión de  sostenibilidad de las empresas.

https://www.globalreporting.org/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sustentable

  • Av Corrientes 524, 1er Piso
    Ciudad de Buenos Aires
    Argentina, (1043)

    Av. Olazábal 5187, 2do "A"
    Ciudad de Buenos Aires
    Argentina, (1431)
pacto Global Argentina

Seguinos en Twitter